Viste las paredes con tus recuerdos

Hoy os traigo una idea para darle personalidad a las paredes y que éstas cuenten algo de lo que somos, lo que nos gusta y sobre todo de quiénes nos rodeamos. Será uno de los rincones en os que más se detenga cualquier invitado, así que habrá que hacerlo con cariño:

Podemos escoger la versión sobria para exponer nuestras fotos:

Caótica:

 

Cursilona:

O divertida:

Lo importante es que hagamos un trabajo de edición con conciencia. Para que cuente algo de nuestras vidas y quede espectacular hay que escoger buenas fotos, con buena luz y que formen una secuencia entre ellas, una historia. No es necesario que todo sean retratos. Es mucho más enriquecedor usar fotografías de detalles que aporten algo a nuestra historia.

Por último os dejo con una idea para sorprender a alguien por su cumple, una idea muy currada:

Chulo, ¿no?

Feliz día 🙂

Anuncios

¡Aprovecha que es lunes y hazlo tú mismo/a!

De nuevo os traigo la ración semanal de DIY’s chulos y facilones. Estoy muy contenta porque parece que os encanta, espero que siga siendo así. Al lío!:

1. Decora un florero con Washi Tape. Confieso que éste DIY lo estaba buscando para mí porque tengo dos floreros sosísimos, transparentes, normales y corrientes y no cuesta nada dale un poquito de onda a las cosas, así que éste me lo guardo yo también 🙂

2. Lámparas de papel. Éste es un poquitín más complicado. Bueno, más que complicado, entretenido pero el resultado es pa morirse de chulo, ¿no? Perfecto para fiestas.

Os dejo el tutorial aquí para que no os perdáis!

3. Convierte una trampa para ratones en un recordatorio. Bueno, éste DIY me ha vuelto loca porque nunca se me hubiera ocurrido y me parece genial. Perfecto para dejar notitas, la lista de la compra, buenos deseos mañaneros a tu pareja o una bronca mañanera, ¡por qué no!

El tutorial lo tenéis aquí.

¿Os atrevéis con alguno?

Feliz día!

Mutilar sin sangre

Supongo que estaréis así O_O con el título del post y no me extraña porque hoy estoy muy sádica pero siempre bonito, que no falte 😉

¡Que no! No asustarse, no llaméis a los de Greenpeace que todo es más light de lo que parece. Hoy vamos a mutilar animales para decorar. ¡Pero animales de plástico! 🙂 Facilón, facilón pero resultón. Ya veréis.

Pintarlos de dorado (u otro color) para darle un toque muy chic a las tartitas de cumple o cupcakes:

Hacerles un cortecito pequeño en la boca y convertirlos en un porta notas o en un objeto mega original para ubicar a los invitados en la mesa en una boda o en una cena:

Combinarlos con plantitas y musgo y convertirlos en centros de mesa:

Esta idea me encanta y no tenemos que mutilar ningún miembro. Sólo pintar y pegar en las tapas de los botes para tenerlo todo organizado y bien cuqui:

He empezado más light para que no dejéis el post a medias…ahora viene lo más gore: cortar cabezas! Podemos hacer un perchero para colgar joyas, pulseras, etc..

Podemos cortarlos por la cintura y convertirlos en imanes originalísimos:

O en percheros:

Y de nuevo, vuelta a cortar cabezas, esta vez para crear estos adornos que me parecen muy buena burla:

¿Véis como no era para tanto? 😉

Feliz día

 

Hazlo tú mismo/a!!

Hola!

Me encanta el fenómeno DIY (Do it yourself) o Hazlo tú mismo. Me motiva ver como cada vez valoramos más lo hecho a mano, lo personalizado y lo original. Y por eso, porque sé que a los fieles que seguís mi blog os encantan estos jaleos y sois capaces de todo, hoy os traigo un puñao de ideillas chulas:

1. Una correa para cámara de fotos, chula de verdad:

El tutorial para que os salga perfecta lo tenéis aquí. No me digáis que no está guay!

2. Cucharas de palo dippeadas

Ya os hablé aquí del fenómeno del dipping que tan de moda está. Y como me encanta que estéis a la última, aquí tenéis un DIY facilón que no necesita ni tutorial.

3. Un móvil precioso

Este DIY es para manos con un nivel 2 por lo menos, no sé yo lo que resultaría si yo lo intentara, seguro que muy parecido a una nube no quedaría, pero me encantaría mucho saber hacerlo. El tutorial está en francés pero con el traductor de google y un ratito de paz, estoy segura que podéis sacarlo.

4. Un perchero con ramas (soy fan de las ramas)

Volvemos a otro DIY facilón y súper vistoso. A estas alturas os habréis dado cuenta que me gusta más una rama que a un tonto un lápiz, no me puedo resistir. Aunque no hace falta tutorial, os lo dejo aquí por si os surge alguna dudilla.

5. Una monada de mono

Aquí si que me retiro. Este DIY no está hecho para mí. Se trata de hacer este mono taaaan bonito con tan sólo un par de calcetines. Genial, ¿no? El único inconveniente es que para que los calcetines se conviertan en mono hay que coger una aguja, hilos, etc…y yo lo único que soy capaz de hacer con una aguja es enebrarla con un ojo guiñao y la lengua fuera, como los dibujitos animados. Pero como yo sé que las que estáis ahí detrás sois unas maquinonas, os dejo el tutorial aquí y espero ansiosa a que alguna consiga un mono como el de la foto 🙂

Espero que os haya gustado la nueva sección, trataré de traeros ideas igual de chulas todas las semanas.

🙂 Feliz día!

 

Siempre nos quedarán los libros

Hay quien se apresura en vaticinar el fin de los libros. Lo mismo dijeron de la fotografía analógica y creo que ese fin no lo vamos a vivir ni nosotros ni nuestros hijos y quizá tampoco lo vean nuestros nietos. Porque lo bueno no puede salir de nuestra vida tan fácilmente.

Para hacer perdurar los libros en nuestro hogar, además de hacernos vivir amores, aventuras y épocas pasadas, hoy os traigo varias ideas y diy chulos de verdad.

Convertir un libro en tiesto para las plantas:

Reciclar los libros para hacer lámparas:

Podemos hacernos un bolso- estuche con nuestro libro preferido:

O convertir sus hojas en elementos de decoración:

Usarlo como original portaretratos:

Una estantería chula, chula:

Como costurero!

O convertirlo en mueblecito para colocar los collares y accesorios estupendos de Malanga 😉

Y, por último, siempre perfectos en bodas:

Para los números de mesa:

Usarlos como decoración (me encanta!)

Acompañado de flores para los centros de mesa:

Incluso en ramos de novia!

O en la mesa de postres:

Mil posibilidades para no tirar un libro 😉

Feliz día!

Dame 9000 corchos que te hago una obra de arte

La semana pasada os enseñaba el trabajo de un chico que reutilizaba los disquettes para crear sus cuadros. Pues bien, hoy seguimos con los artistas que deciden reutilizar creando y os presento a Scott Gundersen.

¿Ya sabéis con qué realiza su trabajo? Sí! Son corchos de botellas de vino. Después de una recolecta larga por los negocios locales y solidarios vecinos y familiares, Scott comienza su trabajo. Dibuja el retrato en madera y va colocando los corchos atendiendo a las tonalidades para conseguir las luces y sombras necesarias.

Cada obra consta de más de 9000 corchos de vino y le cuesta más de 200 horas de trabajo.Brutal, ¿no?

Aquí tenéis un vídeo que resume el trabajo de Gundersen:

Feliz día!

Decora con Origami

Hace unos meses se me antojó aprender a hacer origami y Carlos me regaló un libro que, pobrecito, ni siquiera he abierto. Ahora me ha entrado de nuevo la fiebre de repente (y curiosamente a mi padre también) y sumado a la excitación de decorar la casa nueva, he recopilado ideas para decorar con papiroflexia que no podía dejar de compartir con vosotros.

Mirad que chulas quedan las pajaritas a modo de ristra:

Donde más me gustan es en las habitaciones infantiles, mirad:

Las mesas decoradas con origami me parecen preciosas y en cualquier evento, los invitados se quedarán con la boca abierta:

Y por último, mirad que lámparas tan chulas hechas con papel:

Eso es todo, amigos!

Feliz día!!! 🙂