Y de regalo: un buen desayuno

El desayuno es para muchos el mejor momento del día, sobre todo si es domingo, si el despertador anda lejos y si tienes la suerte de despertarte rodeada de las personas que más quieres. El día de la madre es un buen momento para regalar detalles. Por supuesto, un detallito material no sobra. A todos nos encantan esos segundos de emoción e incertidumbre mientras rompemos el papel de regalo, pero sin duda lo que queda es la idea, ese detalle que no te esperas, el intento de hacerte el día más bonito, más fácil o de arrancarte una sonrisa. Y un buen desayuno es, sin duda, un regalazo.

desayuno-para-mama-01

desayuno-para-mama-05 desayuno-para-mama-06

Chocolate con churros. Un zumo recién hecho. Café de la manera que más le guste, tostadas con un buen aceite, tomate y jamón. Un trozo de bizcocho casero, un tazón de cereales con frutas o muesli con yogurt. Un batido de melón y menta, un buen té con pastas recién hechas. Tortitas con nata o unos huevos fritos con bacon.

desayuno-para-mama-04 desayuno-para-mama-03 desayuno-para-mama-02

Seguro que sabes qué le apetece a tu mamá para desayunar. Levántate temprano, cocina en silencio y llévale a la cama tu detallazo. Un par de flores para acompañar no están de más, y aunque sea menos romántico si le dejas la cocina bien recogidita después de tal despliegue culinario, ya lo bordas 😉

Feliz día a todos y feliz domingo a todas las mamás.

Síguenos en: FacebookTwitter PinterestInstagram – Bloglovin

Anuncios