Búhos inspiration!

Llegó enero, el 2012. El fin del mundo, dicen. Y sí, para nosotros sí lo va a ser. No el fin del mundo absoluto pero si el comienzo de un mundo distinto. Año nuevo, vida nueva y decidimos formar una familia. Para llevar las cuentas de un modo “cuqui” me descargué aquí un calendario de 2012 monísimo, lleno de ilustraciones de diferentes artistas, todas ellas de búhos.

El caso es que tantos meses pasando hojas y viendo búhos y les he cogido cariño. Son monísimos para decorar, con esos ojos saltones sin pestañas. Y eso os traigo hoy,¡la búho inspiration!

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Me encantan! Tengo que encontrar alguno para el cuarto de Lola 🙂
Feliz día!

Visita nuestra tienda online: www.malangaaccesorios.com

Síguenos en Facebook Twitter

Virginia Woolf y un balcón propio

En plena ola de calor africano, va y se me ocurre hacer un post de decoración de balcones. Si conseguís haceros con uno de los balcones que os enseño a continuación, aguantad hasta que caiga el sol para disfrutar del aire libre que no quiero sofocones 🙂

Balcones perfectos para tomar el desayuno, la merienda, una cena romántica o entre amigos, o un momento de relax y tranquilidad solitario. Virginia Woolf decía que para que una mujer pueda escribir buenas novelas necesitaba independencia económica y una habitación propia. Como lo de la habitación propia está cada vez más difícil, es una buena opción que el balcón se convierta en nuestro rincón propio. ¿Qué os parece?

Feliz día!

Visita nuestra tienda online: www.malangaaccesorios.com |

Síguenos en Facebook Twitter

Los dos lados de la cama

Hace más de un mes que nos mudamos y las paredes de nuestro súper luminoso piso siguen desnudas, sin adornos, sin decorar. Queremos tomárnoslo con calma y dejar que llegue el día en que veamos algo que nos identifique. Con el salón no tengo prisa, no me disgusta verlo blanquito pero nuestra habitación es que es blanca nuclear. Está demasiado intacta.

Pensando en cabeceros y demás, se me ha ocurrido darle personalidad a cada lado de nuestra cama. Es increíble pero Carlos y yo hemos vivido en unas cinco o seis casas diferentes y siempre, siempre hemos elegido el mismo lado de la cama. Es más, nunca ha sido necesario hablarlo, cada uno sabe ya cuál es su lugar. ¡Y nos pasa inluso cuando acampamos! Es algo tan personal que se me ocurre que cada uno decore a su gusto cada lado de la cama. Estoy segura que Carlos apostará por decorar su lado con mapas y fotos de Colombia y yo por alguna lámina con rollo maternal, algún diy divertido, alguna guirnalda… En fin, os enseño las ideas que he recopilado a ver si me ayudáis con alguna más:

1. Usar una caja de fruta como mesita de noche. Da mucho juego y no ocupa espacio en el suelo.

2.Darle onda a la blancura de mi pared con alguna lámina chula

3. Algún DiY chulo hecho con los mapas de Buenos Aires – Sevilla – Bogotá. Las ciudades que nos mantienen unidos y separados en la misma medida a Carlos y a mí.

4.Alguna guirnalda chula para dar color y alegría a mi rinconcito.

5.Un toquecillo con origami (primero tengo que aprender a hacerlo)

En fin, ya me conocéis bastante, ¿alguna idea que me pueda funcionar?

Prometo fotos cuando esté todo listo 🙂

Feliz día

Las todopoderosas maletas vintage

Visto aquí

Hacer las maletas es una de las cosas que más me gustan del mundo. Cada vez que he hecho las maletas he vuelto con mogollón de amigos nuevos, historias locas, situaciones raras, la mente más abierta y muchas muchas ganas de volver a hacerla otra vez. Últimamente me dan ganas de arañarme la cara cada vez que veo algún programa de viajes. Me apuntaría a todos los viajes, me da igual Singapur que el Congo. Yo quiero verlo todo! En fin, que del coraje que tengo de no poder moverme de Sevilla (de momento), se me ha ocurrido que el post de hoy sea sobre cómo usar maletas en la decoración de cualquier espacio, así con ideas chulas me quito la espinita (de momento).

Las maletas tienen el don de hacer mágico cualquier rincón aburrido:

Visto aquí

Visto aquí

Vistas aquí

Visto aquí

Visto aquí

Aquí tenéis algunas ideas para usar maletas viejas en el salón:

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Como mesita de noche queda genial:

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Y a los pies de la cama, igual:

Visto aquí

Visto aquí

He encontrado una ideota que me encanta. Súper súper idea. (Indara, Jimena se merece una camita vintage como éstas)

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

No sé por qué últimamente la vida me hace encontrarme con costureros chulos, ¿será una señal? ¿alguien del más allá quiere que cosa y deje tranquila a mi abuela con tantas cremalleras y dobladillos?

Visto aquí

Visto aquí

De esta idea me he enamorao: una maleta para guardar cintas, sobres, washi tapes, etc…chulo, no? Ideal para un espacio de trabajo

Visto aquí

Como esta maleta que tiene Angi en el estudio de Mr. Wonderful para guardar sus adoradas vajillas vintage:

Para los niños! Mirad que casa de muñecas más original y 100% hecho a mano. Un regalo muy bonito:

Visto aquí

Y una opción perfecta para deshacernos de los tuppers gigantes de plástico del chino y optar por algo más personal:

Visto aquí

Por último, unas ideillas para usar maletas en las bodas, me encantan:

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Bueno, pues feliz viaje aunque sea dentro de casa!

🙂

 

No hagas leña del árbol caído…mejor redecora tu casa con él!

Para decorar me encanta el color blanco con la madera natural. Nada de barnices ni brillos. Me gusta la madera tal y como la encontramos en el bosque porque hace que los espacios parezcan frescos y auténticos. Pensando en ésto y en lo que me encanta a mí un ramajo…se me ha ocurrido hablaros hoy de todo lo que podemos hacer con una rama o con un tronco. Ahí va!

El recurso más fácil es el de usarlas para decorar sin ninguna función más allá que esa:

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

En realidad estos palitos pintados no sé para qué pueden servir pero me encantan y os los enseño. Quizá para alguna fiesta infantil, un cumple, para decorar la habitación de un niño o para darle un poco de color a un espacio de trabajo, no sé…a quién se le ocurra algo que silbe 😉

Visto aquí

Al igual que la idea que os lancé el otro día de vestir un poquitín las paredes con platos, ahora os enseño paredes decoradas con troncos:

Imágenes y manual vistos aquí

Visto aquí

Ahora vamos con algunas ideas para incluir ramas de manera útil en un cuarto de baño:

Visto aquí

!Mirad! Con una bandeja y dos ramas, que bonita “mesa” para la bañera. Una idea muy romántica para regalar un baño especial a tu pareja, ¿no?

Visto aquí

Visto aquí

El otro día os enseñé varias ideas de cabeceros originales para las camas, ahora os traigo un par más hechos con tronquitos y ramas.

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Ahora dos ideas para usar ramas en una cocina, ¡tomad nota!

Genial este apoyo para el rodillo. Le da un punto chulo.

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Otro recurso fácil para usar ramitas es el de las estanterías

Visto aquí

Visto aquí

Usarlas para crear pies de lámparas o usar ramas para colgar luces, son opciones que quedan genial:

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

¿Más cositas? A ver…una idea fácil de hacer y muy útil es la de convertir ramas o troncos en percheros.Y queda preciosísimo en habitaciones de bebés.

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Mirad estas perchitas que chulas y fáciles de hacer.

Visto aquí

Por cierto, ahora que he visto estas perchas se me ocurre que los palitos pintados que os enseñé antes podrían quedar chulos convertidos en perchas, ¿verdad?

Los troncos por su robustez se pueden usar para muebles: mesas y sillas concretamente. Os muestro unos ejemplos:

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

¿Es posible que se me mueran los cactus? Sí, es posible porque de hecho me ha pasado más de una vez. Para las desastrosas como yo que no somos capaces de mantener con vida una planta por mucho que le cantemos por las mañanas, ahí va esta idea:

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Por último y como veréis siempre me acuerdo de las futuras novias, os muestro un par de ideitas que pueden quedar resultonas, eco y bastante económicas en una boda:

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Bueno, ya os veo recogiendo palitos y troncos por el bosque! Espero que os sirva de inspiración o que os haya gustado, al menos.

Feliz día!

Vero.

Duerme bonito

Hoy os traigo varias ideas de cabeceros de cama. Se me hace algo inútil comprar un cabecero en una tienda de muebles cuando hay tantísimas posibilidades mucho más personales, con coste bajo y esfuerzo medio.

¡Empezamos!

Una opción es usar maderas, palés o puertas o ventanas antiguas:

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Me encanta la idea de usar ramas para cualquier cosa y como cabecero queda precioso.

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Más opciones. Los cabeceros hechos con telas, guirnaldas, bastidores, etc.

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Con biombos:

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Los vinilos decorativos también quedan muy chulos como cabeceros:

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Y por último os muestro un par de cabeceros locos:

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Eso es todo por hoy. Chulo el cabecero de pizarrón, ¿no? 🙂

Feliz finde!!!

Bendito palé

Reconozco que soy un poquito basurera. No puedo evitar ir mirando en los alrededores de los contenedores por si me encuentro algo útil. Al principio, miraba disimuladamente y hasta me ponía nerviosa si miraba más de tres minutos algo de la basura y mucho peor si acababa cogiéndolo. Pero mi afición fue creciendo y llegó a su punto más alto cuando me fui a vivir a Buenos Aires. Mi habitación era un collage de maderas, posters viejos y objetos oxidados que si mi abuela lo hubiera sabido me trae de vuelta nadando con las orejas si hace falta.

El caso es que hay un objeto al que no consigo desengancharme y se me ilumina la cara cada vez que veo uno tirado por ahí, en la calle, solito…Y ese objeto es el palé. El palé ofrece un sinfín de posibilidades y si eres creativo, tira el catálogo de Ikea porque con un puñaito de palés serás capaz de amueblar una mansión.

Usarlo para hacer una mesita es la idea más recurrente y más fácil. Lija, barniz y 4 ruedas. No tiene misterio y hasta te queda espacio para guardar las revistas o el portátil.

Visto aquí

Una de las posibilidades que más me gustan, es la de construir un sofá. A mi me parecen que le dan un aire fresco a cualquier lugar y me parece ideal incluso para una azotea o terraza para decorar tipo chill out.

Visto aquí

Esta fotito se la dedico a Indara porque ya nos contó aquí lo mucho que le gusta su mecedora Eames y encima está de mudanza así que lo mismo las ideas le vienen bien!

Visto aquí

Visto aquí

Como cabecero de cama el palé también ofrece mil posibilidades.

Visto aquí

Y para una habitación infantil también traemos varias ideas. Mamis: anoten!

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Visto aquí

Esta ideas me parecen chulas para usar en un espacio de trabajo

Vistos aquí

Y por último, una de las utilidades que más me gustan: para decorar una cocina rústica.Visto aquí

Espero que después de toda esta catarata de ideas paleteras, adoréis estre trozo de madera como yo. Unos cuantos tornillos, imaginación y tiempo y seguro que conseguís darle un toque diferente a cualquier espacio! 🙂

Feliz finde!